Saltear al contenido principal

Naves de hormigón prefabricado

Naves De Hormigón Prefabricado

Naves de hormigón

Iniciar el proyecto de construir una nave de hormigón significa tomar decisiones constantemente, desde el diseño de la nave hasta la ubicación de los diferentes artículos y equipos dentro de la misma. Debes asegurarte de que todo encaja y que funcionará de forma adecuada en todo momento para que el almacén pueda seguir utilizándose, independientemente del negocio o los proyectos que se realicen fuera del edificio.

El hormigón prefabricado ofrece soluciones duraderas y flexibles para pisos, paredes e incluso techos en todo tipo de construcciones industriales. La alta energía incorporada inicial del hormigón puede compensarse por su ciclo de vida extendido (hasta 100 años) y su alto potencial de reutilización y reubicación.

Los métodos de producción comunes incluyen inclinación (vertido en el sitio) y prefabricado (vertido fuera del sitio y transportado al mismo). Cada método tiene ventajas y desventajas y la elección está determinada por el acceso al lugar elegido para su construcción, la disponibilidad de las instalaciones locales de prefabricación, los acabados requeridos y las demandas de diseño.

Teniendo esto en cuenta, es posible que quieras considerar usar la opción de usar el hormigón prefabricado para tu nave, en lugar de construir la nave en el sitio. Estos son algunos de los beneficios de elegir esta alternativa que pueden hacer que el prefabricado sea ideal para el proyecto.

Beneficios de usar naves de hormigón prefabricadas

Nave de hormigón

Velocidad de construcción

Uno de los principales beneficios que los contratistas encuentran al usar naves de hormigón prefabricado es la velocidad de construcción. Al utilizar un contratista especializado en la prefabricación de hormigón, peldaños y otros componentes de construcción, puedes asegurarte de que todas las paredes se colocarán en un día, al igual que el suelo y las escaleras, en vez de que estas áreas se erijan en días o incluso semanas, dependiendo del equipo de construcción y otras restricciones en el calendario de contratación. Tampoco está limitado por las condiciones climáticas, que normalmente prohibirían la construcción en el lugar de ciertos tipos de concreto.

Conducción y control de radiación

Dependiendo de para qué se usará la nave, es posible que debas controlar la cantidad de calor o frío que conduce el hormigón o que se irradia desde los muros de concreto. A pesar de que lo puedes controlar desde el lugar en que se construirá la nave y con la asesoría de los contratistas, tener las paredes prefabricadas significa que se puede garantizar que los niveles de conducción y radiación del concreto se desarrollen correctamente para las necesidades de la nave. Además, ten en cuenta que un contratista especializado en hormigón también puede ayudar a reducir la posibilidad de que las paredes de concreto causen más humedad o sudoración durante condiciones climáticas extremas.

Reducción de los costes de construcción

Hay muchos constructores que recurren a los contratistas de hormigón prefabricado para ayudar a reducir los costes de construcción en el sitio. Al tener los diferentes componentes de las naves de hormigón prefabricadas fuera del sitio, puedes reducir la cantidad de personas que necesitas para construir la nave. Esto significa que reduces la cantidad de costes de mano de obra, lo que te permite ganar más trabajo y aumentar el margen de beneficio general si planeas vender la nave más adelante para recuperar el dinero gastado en la construcción.

Nave de hormigón prefabricado

Capacidad estructural

Las naves de hormigón prefabricadas estructurales están hechas de un material de construcción resistente, duradero y versátil, especialmente adecuado para las condiciones climáticas extremas que requieren un mantenimiento mínimo. Pueden diseñarse para satisfacer las necesidades estructurales de cada tipo de construcción industrial.

El hormigón es resistente a las inundaciones y al fuego y no se encoge, se pudre ni se distorsiona. Adquiere fuerza a medida que envejece y, en términos estructurales, es ideal para las condiciones impredecibles asociadas con el cambio climático.

Las propiedades estructurales de las paredes prefabricadas hacen que estas no necesitan arriostramiento adicional para resistir las cargas de estantes, además de que el diseño simple de las paredes y uniones cruzadas puede proporcionar un refuerzo lateral adecuado. Las inserciones de amarre para resistir los vientos ciclónicos son fáciles de diseñar, instalar y conectar.

Los acabados prefabricados son altamente resistentes a los impactos y el desgaste y requieren reparaciones y mantenimiento mínimos.

Reutilización y reciclaje

El diseño cuidado y el detalle de las estructuras prefabricadas aumentan su potencial de reubicación y reutilización. Alternativamente se pueden renovar por dentro, conservando así sus recursos y reduciendo los desecho.

El diseño cuidadoso de las naves de hormigón prefabricadas para el desmontaje puede facilitar la reutilización y el reciclaje cuando el edificio llega al final de su vida útil. Los elementos de hormigón prefabricado pueden triturarse y reutilizarse como agregado para hormigón nuevo o bases de caminos y rellenos de construcción, lo que genera ahorros económicos y ambientales.

Los agregados reciclados y la lata de acero se utilizan comúnmente en el hormigón prefabricado. Los diseñadores deben especificar su inclusión para garantizar los mejores resultados. Los materiales de desecho (como la escoria y las cenizas ) que de otro modo se utilizarían en vertederos, también deben especificarse y usarse. Estos métodos pueden reducir los costes al tiempo que aumentan la resistencia del hormigón.

También mencionamos algunas otras ventajas de utilizar hormigón prefabricado:

  • Suministro confiable, hecho en fábricas especialmente diseñadas y no afectadas por el clima.
  • Rendimiento de alto nivel en confort térmico, durabilidad, separación acústica y resistencia al fuego e inundación.
  • Muy flexible en forma y acabados disponibles.
  • Capacidad para incorporar servicios como electricidad y fontanería en elementos prefabricados.
  • Alta eficiencia estructural, bajas tasas de desperdicio en el sitio.
  • Mínimos residuos, ya que la mayoría son reciclados.
  • Sitios más seguros de menos desorden.
  • Capacidad para incorporar materiales de desecho.
  • Gran masa térmica, proporcionando beneficios de ahorro de energía.
  • Diseñado para la deconstrucción.

Una variedad casi infinita de formas, colores, texturas y acabados está disponible para las naves de hormigón prefabricado. Puede moldearse para adaptarse a casi cualquier diseño o forma.

Los tratamientos superficiales simples son:

  • Rebaja y ranurado
  • Recubrimientos de superficie
  • Renders a base de cemento

Nave de hormigón

También se pueden usar otros tratamientos más complejos como forros de forma o colorantes de óxido.

Además, incluyen acabados aplicados tales como grabado químico, granallado, pulido, pulido y agregado expuesto (solo en lugares donde el agua de lavado y los sedimentos altamente alcalinos se puedan reciclar para evitar la contaminación de los cursos de agua).

Estos son solo algunos de los beneficios y ventajas de usar contratistas de hormigón prefabricado. Recuerda que es posible que algunos componentes ya están listos para la compra, así que considera una consulta con un contratista de hormigón prefabricado para discutir su disponibilidad y precio.

Los especialistas en construcción de naves NaveSen están disponibles para ti en todo momento. Llama hoy para obtener más detalles y un presupuesto gratuito para tu nuevo almacén prefabricado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba
Presupuesto 91 075 76 49